El  Ayuntamiento de Murcia, ante la crisis por COVID-19, empezó a adoptar medidas al inicio del mes de marzo, que se han tenido que ir actualizando y ajustando de forma permanente,  dada la naturaleza de los servicios que se prestan, para garantizar la atención a las personas más vulnerables y el cumplimiento del Real Decreto por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.

 

La Red para la Inclusión Social del Ayuntamiento de Murcia, está formada por la EAPN (que representa a 29 entidades), Cruz Roja, Cáritas, Jesús Abandonado, CEPAIM, Secretariado Gitano, Columbares, Fundación RAIS, además de técnicos del IMAS y de la Dirección General de Política Social y del Área de Servicios Sociales Municipales.

 

El objetivo de la reunión fue por un lado informar de las actuaciones que desdeel Ayuntamiento se habían desarrollado desde el inicio del estado de alarma, así como incorporar las propuestas de estas entidades al Plan de Soporte Social que está desarrollando el Área de Servicios Sociales  en el que es fundamental la coordinación con las entidades del tercer sector.

 

El Ayuntamiento está trabajando para implementar diversas medidas, entre las que están conseguir una simplificación administrativa que permita agilizar las ayudas de emergencia a las personas más vulnerables, y subvencionar de forma directa a las entidades sociales del municipio, para la adquisición de productos y alimentos de primera necesidad, con el fin de mitigar los efectos de la crisis del coronavirus.