La atención a familias en situación de vulnerabilidad social es una de las prioridades de los sercicios sociales.

 

En la actual situación, en la que el confinamiento por la alerta sanitaria producida por el COVID-19, ha mantenido a las familias en casa, hemos continuado manteniendo el contacto con ellas.

 

En la medida en la que las diferentes fases de la desecalada lo permitan, se retomará la atención presencial.