El plan pretende  dar una respuesta global a la realidad de las personas sin hogar coordinando todos los recursos disponibles y reforzando o implementando espacios socializadores alternativos a la calle para que las personas sin hogar puedan normalizar su vida y reincorporarse a la sociedad.

 

La estrategia es fruto de la coordinación entre los y las profesionales del área de servicios sociales junto a las personas que desarrollan su labor desde las entidades sociales y profesionales de otras administraciones. Estará vigente hasta 2025.

 

Su diseño se ha visto enriquecido por la experiencia y conocimientos vertidos en el grupo de trabajo de personas sin hogar de la Red para la inclusión social del Ayuntamiento de Murcia. Este órgano de participación está integrado por la Red de lucha contra la exclusión de la Región de Murcia, Jesús Abandonado, Columbares, Secretariado Gitano, La Huertecica, Murcia Acoge, Cáritas, Hogar sí y Cepaim.

 

Se han marcado trece líneas estratégicas que corresponden a la consecución de cinco objetivos:

 

  • Prevenir las causas del sinhogarismo en situaciones de riesgo

 

  • Sensibilizar a la sociedad y defender contra la discriminación y los delitos de odio dirigidos a las personas sin hogar.

 

  • Garantizar la seguridad de vida de las personas sin hogar.

 

  • Restaurar el proyecto de vida de las personas sin hogar.

 

  • Reforzar el sistema público de atención a las personas sin hogar.